Saltar al contenido

Cómo asar el bistec perfecto

1008 GT SK03.05 6X4 CP CÓMO ASAR EL BISTEC PERFECTO

Aprender a asar a la parrilla el bistec perfecto es el primer paso, y quizás el más importante, para lograr la credibilidad de asar a la parrilla en el patio trasero del verano. Por supuesto, se trata de alcanzar ese punto dulce de hermoso carbón exterior con un medio tierno y jugoso perfectamente cocido. Pero no temas, ese acto de equilibrio es fácil de lograr con unas pocas estrategias simples. Siga esta guía y estará listo para disfrutar de innumerables fiestas carnívoras durante todo el verano.

1. Seleccione su filete

Opte siempre por bistecs bien veteados, esa grasa adicional realza el sabor y promueve la ternura. Aquí están nuestras opciones favoritas, tanto gruesas como finas:

Los cortes gruesos

Recoja estos cortes en la carnicería, donde puede solicitar filetes de 1 1 / 2-2 pulgadas de grosor para obtener la máxima jugosidad.

Ribeye: Este es un corte de carne sabroso y extremadamente veteado que proviene de la mitad de la vaca, en la sección de costillas. Debido a su alto contenido de grasa, el chuletón es más sabroso y carnoso. Sin embargo, también debido a la gran cantidad de grasa, es necesario recortar el chuletón y tener cuidado con las llamaradas de la parrilla.

Bife de lomo: También llamado New York Strip, Kansas City Strip o Top Sirloin, este corte tierno y algo masticable proviene de la parte trasera de la vaca, justo detrás de las costillas. Su sabor carnoso no es tan pronunciado como el chuletón, pero aún está bien veteado y no es necesario recortarlo tanto. Este bistec es más fácil de asar porque no tendrás que lidiar con posibles brotes.

T-hueso: El hueso en forma de T que le da su nombre a este bistec une dos tipos de bistec: lomo tierno y bife de lomo más rico y masticable. Cuando cocine un t-bone, querrá asegurarse de que el lomo (el lado menos veteado) esté colocado más lejos de la fuente de calor directa y el lado de la tira más cerca del fuego, porque el lomo se cocinará más rápidamente.

Los cortes finos

Estos bistecs pueden ser delgados, pero son especialmente ricos en sabor y ofrecen una textura masticable adictiva, una excelente opción si está comprando en el supermercado.

Flanco: El filete de falda proviene del vientre trabajador de la vaca, cerca de la pata trasera, y es rico en sabor. Para maximizar la ternura, siempre sirva el filete de falda en rodajas y asegúrese de cortarlo a contrapelo.

Percha: Este corte proviene de la parte delantera del vientre de la vaca, la parte que “cuelga” hacia abajo. La percha tiene un fuerte sabor a carne y es especialmente buena para marinar, ya que tiene fibras musculares más sueltas que absorberán el sabor.

Falda: La falda proviene del diafragma de la vaca. Es un corte muy fino con mucha grasa, por lo que se adapta especialmente bien al chamuscado a fuego alto. También es importante cortar el filete de falda a contrapelo para que quede tierno.

Este bistec se vuelve agradable y tierno con una marinada de aceite y aromáticos, además de mucho jalapeño picante.

Foto de Chelsea Kyle

2. Sazone su filete y refrigérelo

Deberá sazonar el bistec con sal unas horas antes de asarlo. Siga esta sencilla regla del experto en asadores Meathead Goldwyn: sazone el bistec con 1/2 cucharadita de sal kosher (o 1/4 cucharadita de sal de mesa) por libra de carne y refrigere durante 1 a 2 horas. “No es necesario enjuagar el exceso de sal. Todo será absorbido por la carne”. La sal actúa como una salmuera seca, lo que ayuda a que la carne se mantenga jugosa durante todo el proceso de cocción.

0/5 (0 Reviews)

close