Saltar al contenido

Receta: Guiso de garbanzos, chorizo ​​ahumado y espinacas

[ad_1]

Un potaje es básicamente un tipo de estofado de legumbres espeso que es un plato principal popular durante el almuerzo durante los meses de invierno. La técnica consiste en hacer un sofrito de ajo, cebolla, pimiento (pimiento) y tomate que se agrega a la olla de legumbres casi cocidas. El plato se adereza con cualquier otra cosa que te apetezca, como verduras de temporada, chorizo ​​o morcilla, costillas de cerdo y trozos de carne.

Para 4-6 porciones

Para el sofrito
1 pimiento nyora (opcional)
1 cebolla grande, picada
1 tallo de apio, cortado en cubitos
1 pimiento verde cortado en cubitos
2 zanahorias cortadas en cubitos
2 dientes de ajo machacados
1 cucharadita de hojuelas de sal marina
aceite de oliva
2 cucharaditas de pimentón ahumado
2 tomates maduros, cortados en cubitos

Para el potaje
400 g (14 oz / 2 tazas) de garbanzos secos, remojados en agua fría durante la noche
1 cucharada de pasta de tomate (puré concentrado)
2 salchichas de chorizo ​​ahumado (preferiblemente ibérico)
2 patatas grandes
1 manojo de hojas de espinaca
pan blanco crujiente, para servir

Para hacer el sofrito, corte el pimiento nyora abierto, si lo usa, póngalo en un recipiente con agua caliente y déjelo a un lado para remojar por 5 minutos. Raspar la pulpa con una cucharadita y reservar.

Sofreír la cebolla, el apio, el pimiento verde, la zanahoria, el ajo y la sal en un poco de aceite de oliva en una cacerola a fuego medio durante 10 minutos, o hasta que se ablanden.

Agregue la pulpa de nyora reservada y el pimentón, y cocine por 1 minuto. Agregue los tomates y cocine de 3 a 4 minutos, hasta que estén blandos. Dejar de lado.

Para hacer el potaje, poner los garbanzos remojados y escurridos en una cacerola grande. Cubrir los garbanzos con agua fría y llevar a ebullición a fuego alto. Una vez que esté hirviendo, reduzca el fuego a un hervor suave y constante y cocine durante 1 hora. Quite la espuma de la parte superior tal como aparece durante los primeros 15 minutos. A medida que el agua se evapora y se reduce, agregue suficiente agua fría para cubrir bien los garbanzos una vez más. Este proceso se conoce como chocar las legumbres y les ayuda a cocinarse perfectamente. Repita este proceso una o dos veces más a medida que se reduce el agua.

Cuando los garbanzos se hayan cocinado durante 1 hora y estén casi blandos, agregue el sofrito preparado, la pasta de tomate y el chorizo ​​entero, y revuelva para combinar. Pelar y picar las patatas utilizando la siguiente técnica tradicional, conocida en español como cachear. Sostenga la papa con una mano e inserte un cuchillo de cocina como lo haría si fuera a cortar un trozo, pero deténgase justo antes de cortar todo el camino y luego rompa el trozo. Este método ayuda a soltar la fécula de patata y espesar el guiso.

Añadir las patatas al guiso y cocinar durante 30 minutos más, luego comprobar que los garbanzos estén al dente. Verifique en incrementos de 10 minutos si es necesario cocinar más. Cuando esté cocido, transfiera las salchichas de chorizo ​​a un plato, agregue las hojas de espinaca a la cacerola y apague el fuego.

Corta el chorizo ​​en trozos (ten cuidado, ya que podría salpicar grasa), luego devuelve los trozos a la cacerola. Sirve el guiso con pan blanco crujiente.

Receta de Mi Cocina Barcelona por Sophie Ruggles, publicado por Murdoch Books.

[ad_2]

0/5 (0 Reviews)

close